wild

ALMA SALVAJE
* * *

Título original: Wild
País: Estados Unidos, 2014
Director: Jean-Marc Vallée
Elenco: Reese Witherspoon, Laura Dern, Gaby Hoffman, Thomas Sadoski
Guión: Nick Hornby, basado en el libro “Wild: From Lost to Found on the Pacific Crest Trail”, de Cheryl Strayed
Fotografía: Yves Bélanger
Productores: Bruna Papandrea, Bill Pohlad, Reese Witherspoon

Por regla general, el ‘viaje del héroe’, cinematográficamente hablando, muestra como el personaje principal de una historia va superando sus propios demonios, se va encontrando a sí mismo  y termina siendo una persona diferente a cuando inicio su ‘viaje’. A eso es a lo que se apega fielmente Alma Salvaje (Wild, 2014), la nueva cinta de Jean-Marc Vallée, quien el año pasado fue en gran medida responsable de los Oscares que ganaron Matthew McConaughey y Jared Leto gracias a su trabajo en Dallas Buyers Club.

En Alma Salvaje, Vallée toma la historia escrita por Cheryl Strayed (interpretada por Reese Witherspoon), “Wild: From Lost to Found on the Pacific Crest Trail”, donde narra la experiencia que vivió al emprender una caminata de más de 1500 kilómetros por un sendero que la llevó desde la frontera con México hasta Canadá, tratando de reencontrarse a sí misma después de la muerte de su madre (Laura Dern), hecho que la llevó a cometer error tras error, amenazando con destruir su vida al caer en excesos de drogas, sexo y una conducta que podría haberla llevado a la tumba.

Vallée narra los hechos a través de una serie de flashbacks, en los que analiza la relación de Cheryl con su madre en diferentes etapas, desde la niñez hasta su muerte a consecuencia del cáncer, momento que sirve como detonante de la encrucijada emocional por la que atraviesa Cheryl. En el tiempo presente, la acción se ubica en 1995 con Cheryl teniendo que soportar no sólo las inclemencias del tiempo, el cansancio físico o los potenciales peligros a lo largo del camino, sino que tiene que lidiar consigo misma, con sus pensamientos, miedos, frustraciones, al tiempo que intenta dejarlas atrás conforme avanza en su aventura.

Witherspoon, también como productora del filme, le apuesta a la historia de Strayed y el movimiento resulta en su mejor actuación hasta el momento, superior incluso a la de Walk The Line, por la que ganó el Oscar hace algunos años. Lejos queda ya la Witherspoon de comedias como Legalmente Rubia y muestra a una actriz comprometida con su trabajo, que además aquí tiene que llevar el peso completo de la historia en prácticamente todas y cada una de las escenas. No sólo no teme mostrar su cuerpo desnudo en algunas secuencias, sino que literalmente se transforma en Strayed, cree en su personaje y en lo que está haciendo y proyecta no sólo los estragos físicos del viaje, sino las emociones por las que va atravesando y que no tiene a nadie con quien compartirlas salvo ella misma.

Junto con Julianne Moore en Still Alice, la actuación de Witherspoon es la más comprometida del año y merecidamente nominada al Oscar como Mejor Actriz. Difícilmente lo ganará de nuevo, pero es sin duda un ejercicio actoral mucho más profundo y demandante que el haber dado vida a June Carter y por el que obtuvo la estatuilla dorada hace prácticamente una década.

Sin un automóvil de por medio, pero a final de cuentas Alma Salvaje es una sólida road movie con todos los elementos clave del género, mostrando el viaje que realiza la heroína para ir creciendo como persona, dejando atrás una vida de abuso y excesos y renaciendo cual ave fénix. En ese sentido, Witherspoon logra su mejor trabajo en años gracias a su compromiso con el filme y al buen trabajo de su director, quien lleva al espectador a vivir, junto con el personaje principal, un viaje que es más placentero y complicado que el destino final del mismo. Altamente recomendable.

Advertisements