danna

A pesar de su corta edad, Danna Paola Rivera Munguía es una veterana de la actuación, pues comenzó su carrera a los cuatro años de edad cuando, junto con su hermana Vania, fue elegida para formar parte de la versión mexicana de Plaza Sésamo.

De ahí todo ha sido cuesta arriba para quien ahora no sólo ha impactado a propios y extraños cada que se sube al escenario y da vida a Elphaba, la protagonista de Wicked, sino que se ha convertido en un modelo a seguir por miles de niñas y jovencitas que quieren ser como ella.

A sus 19 años de edad, Danna Paola ha participado en telenovelas como Rayito de Luz, María Belén, Pablo y Andrea y Atrévete a soñar, donde interpretó al personaje que la hizo famosa, Patito. Ha sido Anita la Huerfanita en teatro y ha grabado cuatro discos de estudio de 2001 a la fecha. Por si fuera poco, ha realizado el doblaje en voz y canto del personaje Rapunzel en la cinta animada de Disney Enredados y ha cantado con Aleks Syntek el tema Yo soy tu amigo fiel, para Toy Story 3.

UNA EXPERIENCIA INOLVIDABLE
A pesar de gozar de una bien merecida fama, nada se puede comparar con el impulso que le ha dado Wicked a nivel de respeto y credibilidad total, pues su talento, energía y juventud la han convertido en la favorita no sólo de las chicas de su edad o más pequeñas, sino de adultos por igual.

910550
Danna Paola ya gozaba de fama antes de llegar a Wicked, pero la experiencia en la obra la transformó.

Y es que lo que logra Danna Paola arriba del escenario de Wicked, es simplemente espectacular, a tal grado que quienes han visto la obra quedan enamorados de su entrega y pasión.

Siempre con una sonrisa en el rostro y amable con sus fans, Danna demuestra la madurez profesional y personal que le ha dejado un año de dar vida a uno de los personajes más difíciles del teatro musical. Y esa alegría no la puede ocultar.

“Ha sido uno de los mejores años de mi vida, de mi carrera, ha sido una experiencia inolvidable que a su vez me ha enseñado a ser quien soy, y se me ha pasado tan rápido que no puedo creer que estemos a tres meses de terminar. Eso me tiene triste, pero orgullosa de mi trabajo”, comenta la actriz, quien resalta lo mucho que ha aprendido en esta aventura.

“He cambiado bastante desde el primer día hace un año, que fue el estreno, al día de hoy. Todo ha sido diferente. La verdad es que he mejorado mucho, me siento feliz, orgullosa de mí misma y satisfecha de mi trabajo”, añade.

LA IMPORTANCIA DEL BUEN EJEMPLO
Danna Paola sabe que la fama puede servir para inspirar la vida de otros, y eso es lo que ha querido hacer con Wicked. Sus miles de fans le escriben cartas, le regalan dibujos o le expresan en redes sociales su admiración y el impacto que su trabajo en el musical les ha dejado como experiencia de vida.

danna firma
Para Danna, siempre es importante atender las peticiones de sus fans.

“Creo que ser un ejemplo para los chavitos y niños, personas que apenas me van conociendo, es algo muy lindo. Es una recompensa también, porque bien que mal tienes que ser un ejemplo para ellos. Es difícil mantenerte al margen de todo, pero siempre he sido yo misma y nunca me ha gustado ser alguien o aparentar algo que no soy, entonces eso me ha ayudado siempre”, comenta, y agrega que lo más importante de todo es ser uno mismo, con errores y virtudes.

“Eso es muy importante, enseñar a los niños que debes ser quién eres, que no por caerle bien a alguien tienes que ser diferente. La responsabilidad que yo tengo como joven es ser yo misma. No me preocupo por ser intachable, ni mucho menos, porque soy un ser humano común y corriente.

“Soy una chava de 19 años y no me voy a preocupar por qué hacer o no hacer. Claro, siempre y cuando no manche esa imagen que siempre he tenido y que me ha caracterizado, por ser como yo soy, no por tratar de ser alguien intachable, sino ser yo. Siempre he tenido valores en mi familia y siempre he sido así. Sí es una responsabilidad, pero una que creo que me ha caracterizado desde hace mucho”.

ELPHABA LA HIZO RENACER
El éxito que se ha ganado a pulso al dar vida a Elphaba tiene una razón de ser: antes de interpretarla, Danna atravesaba por una crisis existencial en la que no sabía qué rumbo tomar. Tras apropiarse del personaje, y como ella misma lo confiesa, volvió a nacer:

Danna-Paola-en-Wiked-2
Su interpretación de Elphaba ha sido aclamada hasta por quienes antes la criticaban.

“Créeme que desde que empezamos los ensayos me di cuenta de que es un personaje muy difícil, quizá el más difícil del teatro musical, y tenerlo es como un regalo, porque gracias a Elphaba volví a renacer, volví a vivir, la verdad, porque estaba en un momento muy crítico en mi vida, donde no sabía que seguía para mí.

“No sabía si retirarme, no sabía qué hacer, así que cuando llegó Elphaba a mi vida me dio otra vez ese aliento para seguir haciendo lo que amo, que es cantar, actuar y obviamente con el teatro musical, que es increíble”, reveló.

Pero el camino al principio no fue sencillo. Tras ser anunciada como una de las dos actrices que interpretarían a Elphaba, las críticas y las dudas no se hicieron esperar. Se cuestionó su edad (18 años al momento de iniciar los ensayos), su capacidad vocal y se le catalogó de todo, particularmente de ser una ‘estrellita de TV’.

Pero su deseo de trascender fue más fuerte que todo. En lugar de deprimirse, las críticas le sirvieron de impulso para demostrar, desde la primera función, no sólo que quienes dudaron de ella estaban equivocados, sino que era capaz de llegar a grandes alturas.

“Creo que tendría que darles la gracias a quienes me criticaron, porque gracias a eso pude ir mejorando. Siempre que recibes críticas piensas en mejorar para demostrar que sí puedes hacerlo. Al principio hasta yo dudaba de mí misma, pero a final de cuentas me dije que tenía que seguirme preparando para hacer de esto algo enorme, porque sabía que lo podía hacer”, señala categórica. Y es que la aclamación a su trabajo ha sido prácticamente unánime.

DSC_6409
Las críticas iniciales la hicieron trabajar más duro durante los ensayos.

“Me he preparado durante 14 años para llegar a donde estoy, y no ha sido fácil. No es algo que me haya regalado la vida, sino con trabajo creo que lo he logrado.

“A mí no se me dan las cosas por ser famosa, creo que me lo he ganado porque siempre estoy aprendiendo cosas nuevas, dedicándome al ciento por ciento a mi trabajo y a seguir mejorando día con día.

“Así que eso es lo que le diría a todos los que dudaron, gracias por disfrutar mi trabajo y porque sus críticas me han ayudado bastante también para ser cada día mejor”.

1380180_589719331073695_2103625514_n
El saber que dejará de ser Elphaba provoca que la invada la tristeza.

EL DURO MOMENTO DEL ADIÓS
Aunque Wicked es una experiencia que disfruta como pocas en su todavía corta vida, Danna Paola sabe que ningún sueño es eterno, y que el fin de temporada de la obra en México está cada día más cerca.

Por ello, prefiere por el momento pensar en las cosas buenas que se lleva de esta experiencia.

“Me llevo muchas cosas. Cada función que doy es increíble, es una satisfacción que no puedo describir con palabras. Es un sentimiento hermoso cada que estoy en el escenario y recuerdo todo lo que he pasado, desde las audiciones, el cómo me preparé, todo lo que he vivido dentro, las amistades, las lágrimas, el esfuerzo, las risas.

“Todo eso me llevo de Wicked y la experiencia de vivir una nueva etapa en mi vida. Lo repito: es como un nuevo renacer en mi vida.

“Pero lo que más voy a extrañar es a mi personaje, Elphaba, que espero en un futuro volver a hacer y al que le quiero dar las gracias por haberme dado todo lo que hoy soy”.

EL REGALO DE LA AMISTAD
Finalmente, no podía dejar de mencionar que, además del renacer que le dio el haberse convertido en Elphaba, este último año y medio le ha dejado algo todavía más valioso para el resto de su vida: una inquebrantable amistad con quien más disfruta compartir el escenario, Cecilia de la Cueva.

“Desde que nos conocimos fue como un click instantáneo, fue meternos en la historia de Wicked, en la amistad entre Elphaba y Glinda. Fue algo increíble, y la verdad nunca había podido conocer a una persona que fuera tan similar a mí, que tuviera los mismos pensamientos que yo, y con Ceci ha sido increíble.

DSC03185
Con su gran amiga, Cecilia de la Cueva, durante la celebración de las 200 representaciones de Wicked.

“Es una gran mujer y alguien a quien admiro, con quien desde el principio sabía que iba a ser algo muy grande, que lo compartimos de un modo muy lindo. Entonces para mí es increíble llevarme esta amistad. Cada que damos función nos ponemos a llorar, porque no podemos creer que ya se vaya a terminar”, recuerda y aprovecha para agradecerle el apoyo a la parte más importante en la carrera de cualquier artista: el público.

“Quiero agradecerle al público por disfrutar de la obra, de mi trabajo y por hacer cada función única. Eso es lo que hace la magia del teatro y lo que hace la magia en Wicked. En este caso quiero transmitir esa magia que yo siento como Elphaba. Lo que más nos llevamos de Wicked es la risa de la gente, los aplausos, las lágrimas y todo lo que hemos creado en la obra, que es mágico”.

Advertisements