logo real dEl mundo del cine en 3D sigue evolucionando. En la actualidad, pocas son las películas, – sobre todo los blockbusters de verano- que no utilizan dicha tecnología para darle al espectador una experiencia fílmica más profunda. Incluso cineastas que en un principio no creían en las bondades de la tercera dimensión, se han ‘convertido’ a la misma, como Guillermo del Toro, cuya reciente película, Titanes del Pacífico, fue convertida a 3D en post producción a pesar de su desaprobación original, y ahora es uno de los grandes defensores de este tipo de tecnología, la cual, en fechas recientes, ha tenido un declive en cuanto a los ingresos en taquilla, al menos en Estados Unidos. Diversos reportes señalan que el público parece estarse aburriendo o saturando de ver películas en 3D, por lo que, aparentemente, su futuro es incierto.

Sin embargo, en días recientes, y con motivo del estreno del filme de Del Toro, estuvo en México Marlene Songin, vicepresidenta de la compañía Real D, una de las pioneras en el campo y la más importante a nivel mundial en la actualidad. Real D ha sido la encargada de filmar y/o convertir a 3D películas como Titanes del Pacífico, El Hombre de Acero, Star Trek: En la Oscuridad, Mi Villano Favorito 2, Monsters University, Turbo, Wolverine Inmortal, Los Pitufos 2, El Hobbit, Guerra Mundial Z y muchísimas otras.

Songin comenzó con la compañía en una pequeña oficina en California y actualmente es la encargada de la oficina en Londres, además de supervisar las operaciones de la compañía en más de 40 países.

marleneEn entrevista exclusiva, que fue publicada originalmente en ENTERmedia.mx, Marlene nos platicó acerca de lo que ha sido Real D, el desarrollo de la tercera dimensión y qué es lo que podemos esperar a futuro de esta tecnología.

Estoy en México para visitar a nuestros clientes, que son Cinépolis y Cinemark, con los que hemos trabajado de cerca para apoyarlos en la instalación y operación de sus sistemas de proyección en 3D.

¿Cuál es la principal diferencia entre Real D y otras compañías que ofrecen los srvicios de filmación y/o conversión a 3D?
El principal objetivo de nuestra tecnología es que permita ver una película en 3D, y lo que nos diferencia es que nuestra tecnología está disponible para que se pueda utilizar ya sea durante la producción o la post-producción de algún filme.

Estuve en Londres hace un par de años visitando el set de la película ’47 Ronin’, que está filmada en 3D y con la tecnología de Real D, y algo que me llamó mucho la atención fue que en cuanto terminaban de filmar una escena, el equipo, junto con el director, era capaz de ver esa escena ya en 3D…
Sí, y es que la tecnología para el desarrollo de la tercera dimensión en el cine ha evolucionado muy rápidamente. Apenas introdujimos nuestra tecnología en 2005, así que el avance ha sido rapidísimo.

Una de las ventajas es que Real D ofrece hasta 60% más luz que otras compañías de 3D, y es que eso ha sido una queja constante, que las películas en tercera dimensión se ven oscuras. Sin embargo, Titanes del Pacífico luce impresionante en ese aspecto…
Sï, efectivamente, hemos podido lograr ese avance, pues al principio era justo uno de los problemas, la falta de luz en las películas en 3D comparadas con la misma cinta pero en su versión normal en 2D.

Guillermo del Toro ha dicho que al principio él era uno de los que no creía en el 3D, y ahora asegura que es un ‘creyente convertido’ en ese formato, y que para Titanes del Pacífico el proceso de conversión de 2D a 3D fue casi el triple que en un proceso normal. Y el 3D en su película es muy suave, muy bien acabado, elegante. ¿Qué tan complejo es este proceso de conversión?
A nivel técnico no sé que tan complicado sea, pero sí te puedo decir que a lo largo de los años, conforme nos hemos involucrado más y más en la experiencia de trabajar con 3D, al mismo tiempo la industria ha ganado más en este sentido, los cineastas han aprendido más a utilizar este formato, así que ahora hay mucha más tecnología disponible para realizar las conversiones. Y el resultado se ve en la pantalla. Uno de nuestros principales compromisos es proveer de una tecnología que sea la más brillante en el mercado, pues es un factor importante.

¿Qué es más complejo? Filmar directo en 3D o hacer la conversión de 2D a 3D?
No soy cineasta, pero lo que sí sé es que uno de los grandes avances que hemos conseguido es justamente tener ambas opciones, y eso está ayudando mucho a los directores y a los directores de fotografía a hacer filmes de diferentes géneros en tercera dimensión. La película Hugo es un ejemplo de ello, pues a nivel técnico tiene un 3D con mucha profundidad. Nunca había experimentado un nivel de profundidad como el de esa película. También está Una Aventura Extraordinaria (Life of Pi), que sorprende por su avance en el 3D.

Muchos especialistas dicen que el 3D es sólo una moda, que ahorita está muy en boga pero que pasará pronto…
La realidad es que eso lo hemos estado escuchando desde hace algunos años, pero creo que cuando te das cuenta de la magnitud de donde está el 3D ahora, con 30 o 40 películas al año que se hacen en este formato, en diferentes países, y que los estudios grandes tienen ya planeadas varias películas de este tipo en los años por venir, pues creo que no será tan pasajero como dicen, pues de otra manera no estarían los estudios invirtiendo tanto en eso.

Nosotros mismos, en Real D, comenzamos con una pequeña oficina en Los Ángeles y ahora tenemos oficinas en varios países del mundo. Esto sólo habla de que hay un gran apetito por el 3D en todos lados. Además, como toda nueva tecnología, cuando sale es un poco cara, pero conforme avanza los precios van bajando, así que ahora es mucho más accesible para más personas.

¿Como ves al futuro del 3D en las nuevas pantallas caseras?
Bueno, la tecnología ahí está, aunque en sus primeras etapas. Pero el hecho de que los estudios estén haciendo Blu-Rays en 3D habla de una tendencia que, al igual que lo mencioné antes, hará que poco a poco se vaya estandarizando, que más pantallas se hagan para proyectar 3D. Es parte de la evolución que está teniendo esta tecnología.

¿Cuál es la relación de Real D con Cinépolis y Cinemark?
Son nuestros socios, y tenemos un acuerdo fuerte con Cinépolis que cerramos de manera exclusiva hace menos de dos meses, y la idea es que la capacidad de sus cines de proyectar en 3D vaya creciendo hasta que todas sus salas puedan hacerlo. Con Cinemark es algo parecido, pues hemos estado con ellos desde que comenzó el ‘boom’ del 3D.

Muchas personas se quejan del costo extra que hay que pagar por ver una película en 3D. ¿Qué les dirías para convencerlos?
Para nosotros es muy importante que varias voces dentro de la industria, como Guillermo del Toro y otros, estén hablando bien del 3D y los estén usando. Además de lo obvio, que es la profundidad, lo que puedo decirles es que estamos trabajando para cada día mejorar más la tecnología y que la experiencia de ver películas en 3D sea diferente y más enriquecedora.

Advertisements